AJEDREZ PARA PRINCIPIANTES

En un artículo de nuestro blog os enseñamos los movimientos básicos del ajedrez y si después de jugar varias partidas has decido mejorar tu juego, puedes leer la esta página donde os enseñaremos la claves del ajedrez para principiantes.

Ajedrez para principiantes

Los novatos en este mundo cometen erros básicos y con esta guía, podrán empezar a dejar de cometer esos errores y empezar a ganar partidas a sus rivales.

CONSEJOS DE AJEDREZ PARA PRINCIPIANTES

Hablaremos de varios consejos de ajedrez específicos para principiantes que pueden utilizar para mejorar rápidamente. Si eres un jugador principiante o casual y quieres mejorar de verde en el ajedrez, ¡sigue estos consejos de ajedrez!

1. Aprende a contar

Aunque el objetivo final es dar jaque mate al rey de nuestro rival, hay muchas piezas que pueden interponerse en el camino. Esto nos lleva a intercambiar piezas para eliminar la defensa de nuestro rival y llegar a su rey.

A veces, es un intercambio mutuo: un caballo por un caballo o una dama por una dama. En cambio, otras veces, obtenemos algo por nada o por algo de menor valor. Una de las formas más fáciles de mejorar como principiante es asegurarse de que tus movimientos sean mejores que los de tu rival.

Esto implica dos aspectos: comprender el valor de las piezas y contar los intercambios.

Aunque no se otorgan «puntos» reales por capturar las piezas de tu rival, con el tiempo los jugadores han creado un sistema de puntuación de las piezas que nos ayudan a comparar el poder relativo de las piezas.

  • Peones = 1
  • Caballos y alfiles = 3
  • Torres = 5
  • Dama = 9
  • Rey = no tienen valor, ya que no se pueden intercambiar, pero algunos ajedrecistas estiman que el poder de «lucha» de un rey es de unos 4 peones.

Ahora que tenemos esta información, el siguiente paso es contar los intercambios potenciales para decidir si es bueno para ti o no. Veamos un ejemplo.

En la siguiente posición, es el turno de las blancas y las torres de las blancas están atacando el peón de las negras en d5. Para contar en esta posición, tenemos que sumar las piezas que se intercambian. Si las torres se intercambian primero, la secuencia se suma de la siguiente manera:

La torre blanca captura el peón en d5 = +1
La torre negra captura la torre en d5 = 1-5 = -4
Torre blanca captura la torre en d5 = 1-5 +5 = 1
La torre negra captura la torre en d5 = 1-5 +5-5 = -4
El caballo blanco captura la torre en d5 = 1-5 +5-5 +5 = 1
Valor total de los intercambios = +1

En la posición anterior, podemos usar el atajo de contar cuántas piezas atacando hay, tres, y cuántos hay defendiendo, dos. Cuando hay más atacantes que defensores (y el valor de las piezas es igual) entonces el intercambio es bueno para nosotros.

Sin embargo, considera siguiente la posición, que es solo una ligera variación del primer ejemplo. En este caso, debido al orden de los intercambios, ya no es seguro tomar el peón, ya que la dama se cambiará por una pieza de menor valor.

1.Cxd5? Por supuesto, no podemos capturar primero con el caballo. [1. Dxd5? Txd5 2. Txd5 y la dama de e8 simplemente se aparta del camino de la torre ganando material.] 1 … Cxd4 ganando la dama

Por lo tanto, en tus partidas asegúrate de tomarte tu tiempo siempre que vayas a intercambiar piezas. ¡Asegúrate de entender el valor de las piezas y cuenta el valor del intercambio antes de realizarlo!

A continuación, estas son algunas formas de desarrollar esta habilidad:

  1. Al estudiar partidas jugadas por maestros, cuenta el valor de los intercambios y vea quién salió beneficiado en cada uno de ellos. Haz esto también cuando estudies tus propias partidas.
  2. Haz problemas tácticos con regularidad. Excepto cuando el problema termina en jaque mate, contar es un aspecto esencial para saber si una combinación táctica funciona o no.

2. Ten precaución

¿Alguna vez has hecho un movimiento de ajedrez y casi instantáneamente te arrepentiste porque viste que cometiste un gran error?

Esto podría incluir situaciones como dejar pasar que tu rival estaba atacando a tu dama o que la pieza que parecía libre de capturar, en realidad estaba protegida por un alfil o una torre en todo el tablero. Si esto te sucede con frecuencia (y le sucede alguna vez a todos los jugadores), es posible que debas tener más cuidado durante la partida.

Aquí hay un ejemplo de esto. El blanco tiene una posición que cualquier jugador experimentado habría ganado fácilmente. Sin embargo…

1.Rg5?? es un error garrafal que cuesta la partida. La solución sería: 1.Txh6 Rxh6 y al cambiar las torres, el blanco se queda con 2 peones de más en el flanco de dama y es una ventaja suficiente para ganar la partida.

El ajedrez es un juego entre dos jugadores. Esto significa que no solo debes decidir tu movimiento, también debes considerar cómo tu rival podría responder a tu movimiento. Del mismo modo, tu movimiento debe tener en cuenta de alguna manera las intenciones de tu rival.

Si quieres mejorar en el ajedrez, deberás mejorar tu conocimiento del tablero y desarrollar el hábito de tener cuidado cuando realizas tus movimientos. Aquí hay algunos puntos importantes para recordar.

  1. Intenta identificar los controles, capturas y amenazas de tu rival. Los movimientos que vayas a realizar tienen que vigilar estos aspectos.
  2. De vez en cuando, intenta tener una visión general de todo el tablero. ¿Qué está tratando de hacer tu rival? ¿Qué área del tablero está atacando? ¿Hay algún objetivo que debas atacar?
  3. Después de cada uno de los movimientos de su rival, intente comprender el objetivo del movimiento antes de considerar el tuyo. Es una mala costumbre hacer tu movimiento instantáneamente después de que tu rival lo haga.

Tener precaución al jugar al ajedrez no significa simplemente jugar de forma conservadora o pasiva. Significa que hay que tener en cuenta los planes y amenazas de tu rival. Cuanto más puedas hacer esto en tu juego, más evitarás esos «errores de principiante».

3. Activa tus piezas

Una cosa que los grandes jugadores hacen muy bien es hacer que todas sus piezas estén activas en el tablero. Si miras las partidas de jugadores clásicos como Morphy o de jugadores modernos como Magnus Carlsen, notarás que casi todas sus piezas están haciendo algo importante en el tablero.

Aquí hay un ejemplo de una partida de ajedrez de dos principiantes que demuestra cómo NO usar sus alfiles.

Por ejemplo, en esta posición el blanco tiene su alfil activo y el negro no. Hacer un movimiento como mover el peón a c3, es un error posicional del blanco, ya que tapa la actividad del alfil blanco. Un buen movimiento para el blanco aquí sería Ad4, centralizando el alfil y activándolo mucho.

Si piensas en tus piezas de ajedrez como un ejército, te querrás asegúrate de que todos sus soldados estén haciendo bien su trabajo. Aquí hay algunas formas de aplicar esto en tus partidas de ajedrez:

  1. Cuando no hay amenazas inmediatas de tu rival, puedes tomarte un momento para ver si tienes piezas que no estén activas. ¡Actívalas!
  2. Fíjate si hay una forma de evitar que tu rival active sus piezas. Esto podría incluir tomar el control de las casillas y diagonales abiertas antes de que tu rival pueda jugar un movimiento de peón para negarle a tu rival una casilla para sus piezas.
  3. Intercambia las piezas más activas de tu rival. Intenta conservar sus propias piezas activas.

4. Confirma tus victorias

¿Has jugado una partida en la que tenías ventaja decisiva y luego no pudiste ganarla? ¿Quizás tenías una pieza de más o incluso una dama extra, pero al final solo hiciste tablas?

A continuación se muestra un ejemplo de un partida de ajedrez entre principiantes:

1. Dc4 Rd6 2. Db5 Re6 3.Dc5 Rf6 4. Dd5 Rg6 5. De5 Rh7 6. Df6 Rg8 7. De7 Rh8

8. Df7?? y tablas por rey ahogado. En lugar de ese error, lo mejor una vez teniendo el rey negro acorralado, es acercar el rey blanco para dar mate.

Esto le ocurre bastante a los jugadores de ajedrez principiantes. Afortunadamente, hay algunas técnicas y métodos simples que pueden aprender y que les ayudarán a convertir esas posiciones ganadoras en victorias reales.

Patrones de jaque mate

Estas son posiciones en las que tienes una gran ventaja sobre tu rival. La mayoría de ellos tienen métodos específicos para ganar que no requieren que los calcules. Aquí hay algunos que debería aprender.

  • Dama y rey ​​contra rey (ver el ejemplo anterior)
  • Torre y rey ​​contra rey
  • Dos torres (o dama y torre) contra rey
  • Dama y rey ​​contra caballo (o alfil) y rey

Una vez que aprendas el método ganador, puedes practicar contra tus amigos o contra un ajedrez electrónico u ordenador. Estas posiciones aparecen a menudo en las partidas de ajedrez entre principiantes, por lo que aprender a jugarlas te ayudará a acumular muchos puntos.

Escoltando a tus peones

Además de aprender los patrones anteriores, es importante aprender los finales básicos de rey y peón, ya que también ocurren con bastante frecuencia. La mayoría de ellos son simples, pero a menudo requieren precisión.

Esta es una posición que las blancas habrían ganado fácilmente si hubiera conocido el método ganador, pero jugó rápido y su rival conocía la técnica para hacer tablas.

1.f6?? es un error que le cuesta al jugador blanco la victoria: 1… Rf7 2. Rf5 Rf8 3. Rg6 Rg8 4. f7 Rf8 5. Rf6 y tablas por rey ahogado o el rey negro se come el peón blanco. La forma de ganar esta posición es 1. Rf6 y si 1…Re8, 2. Rf7 apoyando la coronación del peón y si 1…Rg8, 2. Re7 apoyando también la coronación del peón blanco y ganando la partida.

Principios generales para ganar

No todas tus posiciones ganadoras provocarán el final de la partida. A veces, irás ganado por material, por una pieza o un intercambio en el medio juego. Entender algunos principios generales debería ayudarte a convertir esas posiciones ganadores en victorias.

  • Primero piensa con seguridad. En ocasiones, el material ganador implica darle a tu rival algún otro tipo de compensación, como espacio para sus piezas restantes. Asegúrese de que tus piezas (especialmente su rey) estén seguras.
  • Coordina tus piezas. Al ganar una pieza a través de un golpe táctico, a veces nuestras piezas deben volver a coordinarse para seguir jugando bien.
  • Simplifica. Casi siempre es bueno cambiar piezas cuando está por delante en material. La razón de esto es sencilla: la ventaja actual aumenta cuando hay menos material en el tablero. O como diría el gran Pepe Cuena: dompepizar

Obtendrás mucha práctica en esto ya que tus rivales cometerán muchos errores para que tú los explote. Aquí hay algunas ideas que te ayudarán a practicar estas situaciones:

  • Aprende los finales básicos y las posiciones de mate mencionadas anteriormente. En la sección de libros de ajedrez de nuestra web, puedes encontrar muchos libros que te ayuden a ello.
  • Encuentra posiciones en partidas de maestros donde un jugador abandonó. Juega el lado ganador de estas posiciones contra un amigo o contra el ordenador.
  • Cuando pierdas una partida que deberías haber ganado, trata de averiguar dónde cometiste tus errores y aprenda de ellos.

5. Estudia aperturas

Hay muchos jugadores fuertes y entrenadores que desaconsejan estudiar la apertura en las etapas iniciales del aprendizaje del ajedrez. El motivo es el siguiente:

  • En ajedrez, los principiantes a menudo cometen errores y, por lo tanto, deberían dedicar más tiempo a estudiar tácticas y aprender a explotar los errores de su rival y evitar cometerlos.
  • Existe el peligro de pasar demasiado tiempo estudiando variaciones de una apertura que nunca aparecerán en las partidas y, por lo tanto, un principiante puede estar perdiendo mucho tiempo.

Sin embargo, creemos que es muy valioso estudiar aperturas incluso para los principiantes. Estas son las razones:

  1. Las aperturas te enseñan a desarrollar tus piezas. Al comienzo de la partida, puede resultar muy confuso dónde debes desarrollar tus piezas. Para los principiantes, un problema común es que las piezas a menudo pueden obstaculizarse entre sí porque el jugador no tiene un plan para cada pieza. Al estudiar aperturas específicas, puedes aprender las mejores formas de desarrollar tus piezas para que estén coordinadas y activas.
  2. Aprender aperturas específicas te enseñará estrategia. Algunas aperturas conducirán a diferentes tipos de planes estratégicos. Por ejemplo, aperturas como el Gambito de dama aceptado y la Caro-Kann a veces conducen a posiciones de peones de dama aislado, que tienen muchas formas de jugarse. Otras aperturas, como la Defensa India del Rey o la Defensa Francesa, a menudo conducen a posiciones centrales bloqueadas, donde se puede practicar la gestión del tiempo para pensar y las estructuras de peones.
  3. Saber de aperturas te ayudarán a conservar tu energía para el medio juego y el final. Configurar una posición jugable en las primeras etapas de la partida, te dará la oportunidad de tener más probabilidades de luchar por la victoria. Sin un plan de apertura claro, pasarás gran parte del medio juego arreglando los problemas que creaste en la apertura.

No tienes que dedicar mucho tiempo a las aperturas. Sin embargo, un poco de estudio en este ámbito y el uso constante del libro de aperturas, además de tus otros estudios de ajedrez, fortalecerán su juego considerablemente.

6. Nunca abandones

Cuando los grandes maestros del ajedrez obtienen una ventaja de una pieza o más, es casi imposible que el rival remonte. Sin embargo, en muchas de tus partidas, no tendrás este problema. Incluso si te encuentras en una posición perdedora, con un juego activo y una actitud mental dura, a menudo puedes remontar y empatar o ganar la partida que ibas perdiendo.

¿Por qué ocurre esto? La razón principal es que los principiantes no saben cómo rematar las partidas de ajedrez. Habiendo alcanzado una posición ganadora, a veces desperdiciarán su ventaja.

Aquí te damos algunos consejos para cuando te encuentres en una posición mala.

  • Trata de asegurarse de que cada una de las piezas restantes esté haciendo algo útil. Esto significa usarlas para hacerte dueño una fila o columna abierta, atacar el peón débil del rival o simplemente asegurarte de que tus piezas estén defendidas.
  • Trata de averiguar qué debe hacer tu rival para ganar y trata de plantearle tantos problemas como sea posible.
  • Pregúntate si estás preparado para seguir jugando. Si estás alerta y tienes ganas de pelear, ¡sigue jugando! Si está cansado y sientes que no puedes oponer mucha resistencia, podría ser una buena idea considerar abandonar y descansar para la próxima ronda. Sin embargo, antes de renunciar, recuerda que es muy probable que sus rivales cometan un error si puedes seguir la partida.


Espero que estos consejos de ajedrez para principiantes te hayan sido de ayuda. El ajedrez es un juego complejo y profundo. Por supuesto, eso es parte del mismo y es lo bonito. Puede resultar difícil saber por dónde empezar.

Si sigues estos consejos que se dan aquí y utilizas otros recursos como bases de datos y libros de aperturas con regularidad, ¡pasarás de ser un principiante a un jugador más fuerte en muy poco tiempo!

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Color de Ajedrez.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.